Bajan las muertes por cáncer de mama, pero aún falta prevención

151

El cáncer de mama es el más frecuente en el país y el que ocasiona más muertes en mujeres, según el Sistema de Vigilancia Epidemiológica del Instituto Nacional del Cáncer. Cada año se registran en la Argentina más de 19.000 casos nuevos. Y si bien la mortalidad por esta patología oncológica disminuyó a un ritmo de 0,8% anual entre 2000 y 2011 y de 2,1% entre 2012 y 2014 –pasó de 20,3 muertes a 17,7 cada 100 mil– aún queda mucho por hacer. Los especialistas aseguran que mientras los países desarrollados son los que tienen mayor incidencia en cáncer, es en los subdesarrollados donde se da una cantidad superior de muertes. Esto se relaciona con la detección tardía que se evidencia en toda nuestra región. Revertir esta realidad es prioritario, teniendo en cuenta que el índice de supervivencia en cinco años es del 98,9% si el tumor es tratado en su fase inicial y que las chances pasan a ser del 26,3% en caso de agarrarse avanzado.

“El cáncer se transformó en una epidemia mundial. Las cifras más recientes indican que hay más de 14 millones de personas con cáncer y se calcula que ascenderá a más de 21,5 millones en 2030. Además, sabemos que el 70% de los nuevos casos se darán en África, Asia y América Latina”, sostuvo Maira Caleffi, presidenta de la Federación Brasileña de Instituciones Filantrópicas de Apoyo a la Salud Mamaria, durante el Foro de Periodismo Científico Roche Press Day, que se realizó en San José de Costa Rica. Según ella, el foco para reducir la mortalidad por cáncer debe estar puesto en “trabajar en el diagnóstico y el tratamiento temprano evitando las barreras de acceso existentes”, remarcó Caleffi y destacó que es necesario avanzar en materia de políticas públicas y de inversión.

Diego Rosselli, que es presidente de la Sociedad Internacional para la Farmaeconomía y la Investigación de Resultados de Colombia, señaló que hay “trabas financieras, geográficas, culturales, de idioma” y que también pesan “los tiempos para conseguir una cita, los temores de la persona y las experiencias negativas previas”. “La mortalidad depende de lo avanzada que esté la enfermedad al diagnosticarse”, explicó Roselli y resaltó que “en los países desarrollados se detecta más temprano”. De aquí se desprende que si bien “la incidencia es más alta en los países ricos, la mortalidad es más elevada en los pobres”, advirtió. Y agregó: “En sitios como Suecia más del 90% de los diagnósticos de cáncer de mama se realizan en fases iniciales, en cambio, en nuestros países, más de la mitad se entera en estadíos avanzados”.

Según Antonio Lorusso, director médico de Lalcec, Argentina no queda afuera del panorama que describe Rosselli. “Si bien no hay datos concretos en nuestro país sobre las etapas en las que se detecta, la experiencia en el consultorio muestra que lamentablemente la situación local es similar a la del resto de Latinoamérica”, aportó Lorusso.

En esto coincide Mónica Asturizaga, médica especialista en diagnóstico por imágenes y asesora de Macma, quien detalló que, además de la brecha entre países, se evidencia otra dentro de Argentina “entre los centros urbanos, donde hay mayor detección, y la periferia, que se queda atrás”. “No existen políticas públicas para ir a buscar a las mujeres y la mayoría de las argentinas no se hace los controles anuales como corresponde y recién va al médico cuando tiene algo”, sumó Asturizaga, aunque aclaró que no siempre se llega tarde por la falta de chequeos. “Tengo pacientes que se acercan con tumores avanzados por malos diagnósticos, por culpa de médicos no preparados o equipamiento de análisis que no está en condiciones. La demora para acceder a un turno es otro problema”, agrega la experta que insiste en la importancia de “asistir al ginecólogo una vez al año; de hacerse mamografías desde los 40, tal como lo indica la Sociedad Argentina de Mastología; e incluir como práctica habitual (aunque complementaria) el autoexamen de mamas”.

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/Bajan-muertes-cancer-falta-prevencion_0_1619838183.html

No hay comentarios