Cómo superar un episodio de gastritis

Por lo general, un episodio de gastritis puntual o aguda no reviste mayor gravedad, pero requiere de una serie de cuidados específicos que eviten que esta dolencia se vuelva crónica.

Las gastritis es una enfermedad que implica la inflamación de la mucosa del estómago por alguna causa determinada. Sustancias que puedan resultar irritantes, como el picante de algunas comidas o las bebidas alcohólicas; hábitos dañinos, como el tabaco, infecciones víricas o bacterianas (helicobacter pílory), acidez de estómago o reflujo biliar son algunos de los factores que pueden desencadenarla. Su aparición también puede estar relacionada con episodios de fuerte estrés, con la toma de medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINES) o incluso ser consecuencia de algún tipo de cirugía.

Gastritis

¿Qué hacer si sufres una gastritis?

Dolor abdominal, náuseas, vómitos, gases… son síntomas habituales de una gastritis que, en mayoría de los casos, desaparecerá con medidas sencillas como:

  • Evitar comidas copiosas, pero tomar la suficiente cantidad de alimentos distribuidos en 5 – 6 comidas diarias.
  • Suspender la ingesta de todo aquello que pueda estar provocando la irritación de la pared estomacal (café, condimentos picantes, aliños a base de vinagre, bebidas con gas…).
  • Consultar con el médico la posibilidad de suspender temporalmente la medicación que pueda estar provocando los síntomas.
  • Vigilar la ingesta de líquidos para evitar la deshidratación.
  • Descansar lo suficiente, evitando las situaciones de estrés.

En las personas mayores es especialmente importante vigilar la evolución de un episodio de gastritis para poder comprobar que detrás del mismo no se esconde una patología más grave y también para evitar que la enfermedad se vuelva crónica y llegue a causar graves lesiones en la mucosa del estómago, como pudiera ser una úlcera péptica.

Si los síntomas se prolongan más de dos o tres días, si van acompañados de fiebre, o si en vómitos y/o heces se detecta presencia de trazas de sangre, la visita al especialista no puede esperar, ya que podría ser necesaria una prueba diagnóstica (gastroscopia) para determinar el alcance de la dolencia o incluso la aplicación inmediata de un tratamiento farmacológico (antibióticos) en el caso de que la gastritis tuviese un origen infeccioso.

Fuente: https://www.65ymas.com/salud/medicina-general/consejos-superar-gastritis_7711_102.html