El “efecto protector” de los estrógenos contra el COVID-19

Al principio de la pandemia, se hizo evidente que los hombres, así como las mujeres mayores, eran más susceptibles al COVID-19. ¿Podría la hormona sexual femenina ayudar a proteger contra los efectos severos de la enfermedad?

Al principio de la pandemia, se hizo evidente que los hombres, así como las mujeres mayores, eran más susceptibles al COVID-19. Los hombres, especialmente, tienen más probabilidades de ser hospitalizados por el virus y terminar en cuidados intensivos. También tienen el doble de probabilidades de morir a causa del virus que las mujeressegún una investigación publicada en la revista científica Nature.

Estos hallazgos llevaron a los investigadores a plantear la hipótesis de que la hormona sexual femenina estrógeno podría tener algún tipo de efecto protector. La hormona, que se considera que mejora la inmunidad y puede ayudar al cuerpo femenino a combatir mejor los virus, también disminuye a medida que la persona envejece, lo que podría explicar por qué las mujeres mayores son más susceptibles al virus que las mujeres más jóvenes.

La doctora Louise Newson, médica clínica y especialista en menopausia, dijo durante un seminario web sobre el tema que las mujeres tienen “una respuesta más fuerte a las infecciones, pero especialmente a los virus, en comparación con los hombres”, y esto se debe a que las mujeres tienen diferentes sistemas inmunológicos. Añadió que “de manera frustrante, muchas de las investigaciones sobre inmunidad y en general se hacen en hombres y no en mujeres”.

“Algunos estudios sugieren que los estrógenos naturales protegen a las mujeres de cuadros mas graves o de evoluciones fatales. Esta hipótesis estaría relacionada con una función moduladora de los estrógenos que previene las complicaciones a nivel pulmonar”, sostuvo en diálogo con este medio la doctora Beatriz Literat, médica sexóloga clínica y ginecóloga del Departamento de Gineco-Sexo-Estética de Halitus Instituto Médico.Un análisis de los datos de 500.000 mujeres miembros de la aplicación sugirió que las mujeres posmenopáusicas de entre 40 y 60 años tenían una tasa más alta de coronavirus prevista (REUTERS)Un análisis de los datos de 500.000 mujeres miembros de la aplicación sugirió que las mujeres posmenopáusicas de entre 40 y 60 años tenían una tasa más alta de coronavirus prevista

A comienzos de este año, los investigadores de la aplicación móvil de investigación epidemiológica COVID-19 desarrollada en el Reino Unido Covid Symptom Study se propusieron determinar si las mujeres que entraban en la menopausia tenían más probabilidades de dar positivo en la prueba de COVID-19.

Un análisis de los datos de 500.000 mujeres miembros de la aplicación sugirió que las mujeres posmenopáusicas de entre 40 y 60 años tenían una tasa más alta de coronavirus prevista. Pero los hallazgos no han sido revisados por pares, y es importante tener en cuenta que esto se basó en personas que tenían síntomas de COVID-19 que ingresaron a la aplicación, en lugar de personas que dieron positivo.

El preprint también analizó si las mujeres que tomaban la píldora anticonceptiva oral combinada y las mujeres posmenopáusicas que tomaban terapia de reemplazo hormonal (TRH) tenían previstas tasas más bajas de COVID-19. Los investigadores encontraron que las mujeres de 18 a 45 años que estaban tomando la píldora anticonceptiva tenían una tasa más baja de COVID-19, con una reducción en la asistencia al hospital también.

Sin embargo, hubo un poco de dificultad en la teoría del estrógeno, ya que se descubrió que las mujeres posmenopáusicas bajo la terapia de TRH, que es básicamente una recarga de estrógeno, tenían mayores tasas de COVID-19. Sin embargo, los investigadores dijeron que estos resultados deben considerarse con precaución, “debido a la falta de datos sobre el tipo de THS, la vía de administración, la duración del tratamiento y las posibles comorbilidades”.

En ese momento, el doctor Richard Quinton, consultor y profesor principal de endocrinología del hospital Royal Victoria Infirmary en Newcastle, señaló que la edad aumenta el riesgo de que una persona desarrolle una enfermedad grave por COVID-19, “por lo que podría ser un efecto de la edad, más bien que un efecto hormonal”. La edad de una persona es el predictor más fuerte de su riesgo de morir por COVID-19, y el riesgo aumenta a partir de los 50 años, aproximadamente al mismo tiempo que una mujer llega a la menopausia."Si el estrógeno fuera un factor protector para las mujeres, entonces a las mujeres mayores les iría tan mal como a los hombres mayores porque las hormonas femeninas se desploman después de la menopausia" (Europa Press)
«Si el estrógeno fuera un factor protector para las mujeres, entonces a las mujeres mayores les iría tan mal como a los hombres mayores porque las hormonas femeninas se desploman después de la menopausia»

Debido a que la investigación en esta área es limitada, Haitham Hamoda, ginecólogo consultor y presidente de la Sociedad Británica de Menopausia, dijo que las personas no deberían cambiar lo que están haciendo con sus recetas, y que las mujeres deberían seguir usando la TRH y la píldora anticonceptiva. “En general, este es un concepto interesante que requiere más investigación”, dijo.

Hay otros hallazgos iniciales que sugieren que el estrógeno podría ser un jugador útil en la lucha contra el COVID-19. Una preimpresión de un estudio chino examinó a los pacientes con COVID-19 hospitalizados con el virus entre enero y marzo. Los investigadores observaron la correlación entre el estado de la menstruación, las hormonas sexuales y el pronóstico de la enfermedad por coronavirus encontraron que las mujeres con niveles bajos de estrógeno tenían más probabilidades de sufrir síntomas graves de COVID-19 que las mujeres con niveles normales de estrógeno. Además, concluyeron que las hormonas E2 (una forma de estrógeno) y AMH (hormona anti-Mülleriana) son “factores protectores potenciales” para pacientes con coronavirus.

“Ante la aparición de un cuadro moderado a severo de COVID-19 en mujeres, está indicada la suspensión de los anticonceptivos que contienen estrógenos para evitar la aparición de fenómenos tromboembólicos, o sea la formación de coágulos en los vasos sanguíneos. En definitiva, aún se requieren más estudios y comprobaciones clínicas antes de que se pueda con certeza hacer conclusiones definitivas”, añadió Literat.

Cuando se le preguntó si una disminución en el estrógeno hace que una persona sea más susceptible al COVID-19, el profesor Sir Stephen O’Rahilly, director de la Unidad de Enfermedades Metabólicas del Medical Research Council en la Universidad de Cambridge, dijo en diálogo con HuffPost UK que “si hay un efecto protector del estrógeno, es poco probable que sea grande”.

Sabra Klein, una científica que estudia las diferencias de sexo en las infecciones virales y las respuestas a las vacunas en la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Johns Hopkins, le dijo al New York Times que si el estrógeno fuera un factor protector para las mujeres, entonces a las mujeres mayores les iría tan mal como a los hombres mayores porque las hormonas femeninas se desploman después de la menopausia pero esto no está sucediendo. “Los hombres mayores todavía se ven afectados de manera desproporcionada, y eso me sugiere que tiene que ser algo genético, o algo más, que no es solo hormonal”, reconoció la especialista.

Otros factores que podrían influir en la brecha de género, además de las hormonas sexuales, incluyen la cantidad de receptores ACE2(que básicamente da la bienvenida al COVID-19 con los brazos abiertos) en el cuerpo de los hombres en comparación con las mujeres, así como las diferencias en los factores del estilo de vida como fumar y beber.

Fuente: https://www.infobae.com/salud/2020/11/05/todo-lo-que-sabemos-sobre-el-efecto-protector-de-los-estrogenos-contra-el-covid-19/