El ejercicio físico y su impacto en el cerebro

Hacer ejercicio tiene una gran cantidad de beneficios para el cuerpo. Quienes practican deporte con cierta frecuencia sabe que el impacto del deporte a nivel físico es notorio cuando se mantiene la constancia. 

Sin embargo, no solo los músculos, la piel, las articulaciones y los órganos en general reciben los efectos positivos del ejercicio físico. La salud mental, el desarrollo cognitivo e intelectual y ciertas patologías neurológicas pueden recibir el impacto de la práctica deportiva. 

De acuerdo a lo publicado por el diario El país de España, recientemente se ha publicado un nuevo libro, titulado Cerebro y ejercicio, que tiene como objetivo el análisis de los beneficios de la actividad física frecuente y controlada en el comportamiento del cerebro de los seres humanos.

Los hallazgos

Nuevas neuronas que podrían reparar lesiones cerebrales

Según explican los autores de esta publicación, la actividad física incrementaría la formación de nuevas neuronas. Este proceso, llamado neurogénesis, se produce a través de compuestos en la sangre que entran al cerebro y aumentan conforme el individuo hace ejercicio. En algunos estudios realizados en ratones de laboratorio se pudo comprobar que el ejercicio duplica o a veces triplica la creación de nuevas neuronas. 

De hecho, hay investigaciones en curso que intentan probar que esas nuevas neuronas pueden ocupar zonas del cerebro donde hay lesiones y ayudar a curarlas. De acuerdo con los científicos, el procesamiento de información está intrínsecamente ligado al movimiento».

Mejor rendimiento intelectual de los niños

Las horas de gimnasia en los colegios no deben son un período para entretener a los niños o adolescentes y ocupar tiempo de su mañana o tarde. Por el contrario, tienen una función clara en el desarrollo intelectual y cognitivo de los niños.

Los expertos que escribieron el libro señalan que es necesario incrementar las jornadas escolares de educación física y fomentar los entrenamientos y las competencias deportivas para que los niños tengan un mejor rendimiento académico.

Uno de los autores explica que el ejercicio no hace más inteligente a los niños, pero que sí aumenta su capacidad cognitiva y los lleva hasta el límite de sus habilidades, sobre todo en análisis lógico-matemático. 

Los investigadores indican que el hipocampo y la corteza prefrontal del cerebro, en donde residen las funciones de memoria y control cognitivo, respectivamente, son muy sensibles a los beneficios de la actividad física mantenida durante la infancia y la juventud. También hay evidencia concluyente, según los autores del texto, de las ventajas del deporte en las funciones de control y toma de decisiones del cerebro.El desarrollo cognitivo de los niños podría estar relacionado al ejercicio físicoEl desarrollo cognitivo de los niños podría estar relacionado al ejercicio físico

Mayor esperanza de vida

Los individuos que realizan ejercicio físico regular, además de mantenerse física y mentalmente más jóvenes que los que realizan poca actividad física, tienen mayor esperanza de vida. Esta es una de las conclusiones del libro, que a su vez se basa en diversos estudios de poblaciones que han demostrado que el deporte o la actividad física doméstica disminuye la mortalidad por todas las causas en adultos de 50 a 70 años.

Hay evidencia, además, de que el sedentarismo aumenta el riesgo de sufrir enfermedades asociadas a la edad como diabetes tipo 2, accidente cerebrovascular y algunos cánceres. La investigación asegura que permanecer muchas horas sentados frente al televisor, en el auto o en el despacho son una causa de muerte prematura. Ocho horas de sedentarismo al día se pueden compensar con 45 minutos de actividad física moderada.

Un antídoto contra la depresión y la ansiedad

Los investigadores concluyeron que la actividad física crónica, realizada de manera regular y a largo plazo, tiene efectos antidepresivos y ansiolíticos. Cuando los niveles de opioides endógenos se incrementan, generan efectos placenteros en la percepción interna del sujeto. La práctica de ejercicio aumenta esos niveles.

Los expertos autores del libro afirman que el ejercicio mejora el equilibrio de los neurotransmisores más conocidos, como son la dopamina -encargada del movimiento- y la serotonina -encargada del control de las emociones-. La práctica de deporte puede tener impacto sobre la salud mentalLa práctica de deporte puede tener impacto sobre la salud mental

A partir de un estudio en un millón de estadounidenses adultos se estableció que se necesitaban 45 minutos de ejercicio aeróbico de 3-5 días por semana para obtener el máximo de beneficios y mejorar el estado de ánimo, la autoestima y el equilibrio psicológico. El experimento también revela que los deportes en equipo son más efectivos que el ejercicio intenso individual. 

Menor riesgo de Alzhéimer

De acuerdo con la investigación, lo peor para las personas mayores es dejarlas sentadas en una silla de una residencia. Muchos expertos indican que hay que invitarlos a moverse, a hacer actividades, a salir.

El estudio recoge varios estudios que demuestran que realizar actividad física regular disminuye el riesgo de Alzhéimer a partir de los 60 años, independientemente de la predisposición genética de cada individuo. Uno de los trabajos monitoreó la actividad física de más de 700 hombres y mujeres de 80 años durante 48 meses reveló que la incidencia de casos de alzheimer se reducía a medida que la actividad física aumentaba.

Fuente: https://www.iprofesional.com/health-tech/326886-el-ejercicio-y-el-cerebro-5-beneficios-que-debes-conocer