La anestesia: riesgos, efectos secundarios y tipos

La anestesia tiene mucha más importancia de la que imaginamos durante la operación, más allá del alivio del dolor propio de la intervención quirúrgica. ¿Quieres saber todo sobre ella? En este artículo te lo explicamos.

El anestesista es la persona encargada de suministrarnos la anestesia cuando vamos a ser intervenidos quirúrgicamente. Como decíamos, más allá de aliviar nuestro dolor, el anestesista nos acompañará durante toda la operación ya que, además de controlar la dosis de anestesia, será el encargado de vigilar nuestra tensión arterial, la frecuencia cardiaca, la actividad cerebral, la respiración, la saturación de oxígeno en nuestras células, nuestra temperatura, la hidratación, y un largo etcétera. Como puedes observar, la anestesia afecta a un montón de aspectos y, por lo tanto, es mucho más importante de lo que imaginas.

Dado que afecta a numerosos factores, el tipo de anestesia a aplicar dependerá de la edad del paciente.

Me van a operar ¿qué necesito saber sobre la anestesia? Foto: bigstock

¿Qué tipos de anestesia existen?

  • Local: solo elimina la sensibilidad dolorosa de una pequeña zona del cuerpo y en todo momento estaremos conscientes. Un ejemplo de ella es cuando vamos al dentista.
  • Locoregional: es un poco más amplia que la anterior, cogiendo una región del cuerpo en la que se incluyen uno o varios miembros. Dentro de ella hay varios tipos a su vez, siendo la más conocida la epidural.
  • General: este tipo de anestesia puede ser intravenosa o inhalatoria (o ambas). Con ella, se nos induce al sueño mediante fármacos con el objetivo de eliminar el dolor total, evitar el miedo generado por el paciente ante cierto tipo de intervenciones, así como relajarnos muscularmente.

¿Qué riesgos existen?

1 o 2 de cada mil pacientes pueden sufrir lo que se conoce como despertar intraoperatorio. Esto ocurre cuando el paciente es consciente de los hechos ocurridos durante una operación bajo anestesia general debido a una administración de cantidad insuficiente de anestesia.  

Esto podría desencadenar en una situación de angustia, pánico e incluso trastornos psicológicos/psiquiátricos en el medio plazo.

No obstante, si te vas a someter a una intervención debes saber que durante las intervenciones hay máquinas que miden la profundidad de la anestesia con el objetivo de evitar este trastorno.

Igualmente, podría producirse alguna alergia, shock anafiláctico, e incluso un paro cardiaco y la muerte, aunque en estos últimos casos es importante destacar que según la, se estima que el riesgo de muerte causado en relación directa con la anestesia es de un caso por cada 200.000 intervenciones.

¿Puede presentar algún efecto secundario?

Entre los efectos secundarios más frecuentes se encuentran las náuseas y vómitos, dolor de cabeza, dolor en la zona, hematomas o confusión mental, este último especialmente entre las personas mayores.

Fuente: https://www.65ymas.com/salud/me-van-operar-que-necesito-saber-sobre-anestesia_24716_102.html