Cómo deshincharse en una semana

Cuando estamos estresados, el cuerpo segrega cortisol, la hormona que produce energía y regula el nivel de azúcar en la sangre. Si el cortisol se dispara, favorece la distensión abdominal, inflama el vientre y altera las funciones inmunes, por ello es importarte mantener el estrés bajo control y dedicar unos días a poner en orden nuestro sistema digestivo con pequeños cambios de hábitos que nos ayudarán a deshincharnos, entre otros beneficios.

Los problemas funcionales del intestino afectan a entre un 15% y un 20% de la población, siendo las mujeres doblemente sensibles a este problema, tal y como indica la Sociedad Española de Patología Digestiva (@sepdigestiva). Algunos síntomas son debidos a la calidad de la alimentación, que quizás hemos descuidado, y también a un exceso de sedentarismo. Por ello, si nos lo proponemos, en una semana podemos recuperar nuestro bienestar digestivo. Para ello, debemos seguir algunas pautas saludables y movernos más.

bigstock Cómo deshincharse en una semana

La importancia de la alimentación

El momento, el lugar y las circunstancias que acompañan al acto de comer es importante para tener una buena digestión. Además, debemos masticar despacio los alimentos, ya que al masticar lentamente además de saborear mejor los alimentos, educamos al estómago a comer sólo lo que necesita.

En cuanto a la dieta, lo primero que deberemos restar es la sal. El exceso de sal provoca retención de líquidos y puede provocar hinchazón en la tripa. En este caso debemos evitar la sal mientras comemos, así como evitar los snacks o tentempiés poco saludables (patatas fritas, aperitivos de maíz, galletas saladas…). Además, recordamos que la cantidad que recomienda la Organización Mundial de la Salud (@OMS_es) es de unos cinco gramos al día.

Distintos estudios demuestran que un desequilibrio de las bacterias buenas y malas en el intestino pueden causar hinchazón abdominal, por lo que si nuestra dieta no ha sido la óptima últimamente, un probiótico podría ayudarnos a resolver el problema. También podemos comer alimentos fermentados (como el chucrut, yogur, kefir, kombucha, etc.) que favorecen la proliferación de la flora intestinal y ayudan a tener la tripa más plana.

Los azúcares y carbohidratos refinados es mejor evitarlos por unos días. En su lugar, podemos consumir productos frescos como las frutas y verduras. Convertido en uno de los mayores alimentos antiinflamatorios y antihinchazón, el jengibre es una excelente opción para la inflamación. Así como la piña y la papaya que contienen enzimas que ayudan a descomponer las proteínas en el estómago y deshinchan la tripa rápidamente. Mientras algunas lechugas u hortalizas crudas pueden producirnos más gases y hacer que nos levantemos hinchados al día siguiente, las verduras hervidas y los purés son una opción recomendable.

Además, debemos mantenernos hidratados a lo largo de, lo que resultará más fácil si tomamos infusiones de hierbas como la manzanilla, una excelente alternativa para tratar molestias gastrointestinales; el anís, que ayuda a controlar las inflamaciones intestinales; la raíz de regaliz, que mejora la distensión estomacal y los gases; o la menta, que favorece la digestión de los alimentos y evita el estreñimiento.

Fuente: https://www.65ymas.com/salud/como-deshincharse-en-semana_24685_102.html