La salud de tus huesos

Se estima que más de 200 millones de personas en todo el mundo padecen osteoporosis, una enfermedad que se caracteriza por una disminución de la densidad de los huesos a causa de la pérdida del tejido óseo normal. Muchos se refieren a la osteoporosis como una “enfermedad silenciosa” porque normalmente no presenta señales ni síntomas de su presencia hasta que se produce una fractura de hueso. De hecho, cuando la osteoporosis se detecta en las radiografías de columna vertebral ya se ha perdido una cuarta parte de la masa ósea.

Cuando la debilidad del hueso es ya grande, uno de los primeros avisos es el dolor. Es la señal de que el hueso esta debilitándose y de que hay que tomar medidas. Esta circunstancia hace que los huesos se vuelvan frágiles, quebradizos y más propensos a romperse. Según la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF), esta enfermedad y los huesos rotos “tienen un impacto grave capaz de cambiar una vida en términos de dolor, discapacidad, independencia perdida e incapacidad para llevar a cabo tareas de la vida cotidiana”.

Mejora la salud de tus huesos este invierno con estos consejos (Foto Bigstock) 2

Precisamente porque se trata de una enfermedad difícil de diagnosticar es importante cuidar de manera preventiva la salud de nuestros huesos. Hablamos de una patología relacionada con la edad y que afecta más a mujeres que a hombres, puesto que el déficit de estrógenos en la menopausia acelera el proceso de destrucción de los huesos. Los estudios señalan que una de cada tres mujeres mayores de 50 años sufrirá una fractura por osteoporosis a lo largo de su vida. Para llegar a esa edad en las mejores condiciones, debemos intentar hacerlo con la mayor densidad ósea posible, a lo que nos puede ayudar seguir una dieta sana, equilibrada y variada, rica en alimentos con calcio y vitamina D (tomar el sol 10-15 minutos al día nos ayudará a obtenerla), para prevenir el sobrepeso y la obesidad. Por supuesto, practicar ejercicio físico de forma moderada de forma regular y mantener buenas posturas para no forzar la posición natural del esqueleto también nos ayudarán en nuestro objetivo.

Mejorar la salud ósea

Para cuidar de manera preventiva la salud de nuestros huesos es importante fortalecer tus huesos invirtiendo tiempo en el entrenamiento de fuerza, que puede ayudar a desarrollar los músculos y aumentar la fortaleza de los huesos. También te ayudará a conseguirlo practicar tai chi y yoga. Estas actividades ayudarán a tu cuerpo a resistir la fuerza de la gravedad, que estimula el crecimiento de las células óseas, al tiempo que mejorarán tu equilibrio (clave para evitar caídas) y la percepción del entorno

En cuanto a la alimentación, existe un vínculo entre los ácidos grasos Omega-3 presentes en el pescado, la linaza y la salud de los huesos. Las verduras de hoja verde (como las acelgas o el brécol), el pescado (anchoas, boquerones, besugo) y el marisco (almejas, berberechos y gambas) ayudarán a fortalecer tus huesos, al igual que los arándanos. Por supuesto, los productos lácteos están indicados en este caso, aunque habría que evitar los enteros, puesto que son muy grasos y el calcio no se absorbe igual.

Fuente: https://www.65ymas.com/consejos/mejora-salud-huesos-consejos_33725_102.html