Practicar la “caminata recuperativa” después del COVID-19

La fatiga y la falta de aire pueden seguir o aparecer después de la infección aguda por el nuevo coronavirus. Expertos en neumonología y cardiología hablaron y dieron las recomendaciones para ayudar al cuerpo a recuperarse.

“Todos los días hacemos con Mecha una ‘caminata recuperativa’ post COVID para mejorar la capacidad de los pulmones. ¡Es increíble como cada vez se puede un poco más!”, escribió la conductora de televisión argentina Susana Giménez en su cuenta oficial de Instagram junto a un video en el que aparece caminando por un parque con su hija Mercedes Sarrabayrouse. La conductora, de 77 años, tras comenzar con síntomas del COVID-19 tuvo que ser hospitalizada desde el 10 de junio y permaneció por dos semanas en una clínica de Uruguay, donde reside. Desarrolló un cuadro severo con una neumonía bilateral y tras salir del hospital, la infección le dejó secuelas por lo que está accediendo a una rehabilitación en su casa.

Las caminatas formaban parte de las actividades recomendadas dentro de la rehabilitación para pacientes que han atravesado enfermedades respiratorias. Pero prestigiosos especialistas en neumonología y cardiología comentaron a Infobae que es una buena idea llamarlas “caminatas recuperativas” como dice Giménez. Aclararon quiénes deberían practicarlas y cómo, después de la fase aguda de la infección por el coronavirus.

Como muchos de los pacientes graves, la conductora tuvo una neumonía bilateral, que un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones: los pequeños sacos de los pulmones, que se llaman alvéolos, se llenan de pus y líquido. Hace que la persona tenga dificultad para respirar y se limita la absorción de oxígeno. Cuando les dan el alta, se suelen indicar estudios para evaluar la capacidad pulmonar y rehabilitación.

Ya más de 195 millones de personas han sido diagnosticadas con COVID-19 en el mundo desde diciembre de 2019, según el registro de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Gran parte de los afectados se recupera, pero algunos continúan con algunos síntomas o aparecen otros. Ya se han descripto más de 200 síntomas asociados al pos COVID. Incluso se han encontrado en los niños y los adolescentes, aunque con menor frecuencia.

“En los pacientes con cuadros severos, el COVID-19 puede hacer que pierdan masa muscular durante la fase aguda y pueden sentirse débiles, cansados y con dificultad para respirar cuando ya recibieron el alta del hospital. Por eso es importante, que realicen actividades, como las caminatas, para recuperarse”, comentó a Infobae el doctor Federico Colodenco, médico neumonólogo, director de la Carrera de Especialistas en Neumonología de la Universidad de Buenos Aires, y ex jefe de Alergia e Inmunología del Hospital María Ferrer.

Las células que conforman los músculos del organismo humano puede quedar afectadas por la infección. “Hay pacientes que se recuperaron de la neumonía por COVID-19 y sienten cansancio con solo hacer actividades como bañarse o vestirse. Algunos pierden hasta el hábito de respirar bien. La rehabilitación incluye diferentes tipos de ejercicios de respiración y movimientos con los brazos y las piernas. Aún no hay un consenso para la rehabilitación específica para COVID-19 porque se trata de una enfermedad nueva, pero se está aplicando el conocimiento que ya se sabe por otras enfermedades respiratorias que también pueden dejar secuelas”, afirmó el doctor Colodenco.Durante los cuadros de COVID-19 severos, las personas pueden perder fuerza muscular durante la internación. Las caminatas ayudan en la rehabilitación (Getty Images)Durante los cuadros de COVID-19 severos, las personas pueden perder fuerza muscular durante la internación. Las caminatas ayudan en la rehabilitación (Getty Images)

“Idealmente -señaló el especialista- cada persona que tiene secuelas como falta de aire y cansancio debería hacer una caminata diaria gradual. Si no lo puede hacer a diario, al menos 4 ó 5 veces por semana. Puede salir a caminar con barbijo a una plaza cercana o caminar en una cinta. La actividad debería ser incremental: ir sumando más minutos cada semana de acuerdo a las posibilidades de cada paciente”.

En tanto, el vicepresidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria y jefe del servicio de neumonología del Hospital Universitario Austral, Alejandro Videla, dijo a Infobae que “se pueden indicar caminatas de 20 minutos a media hora cuando la persona que ha tenido COVID-19 no tiene dificultad respiratoria en reposo, si se tolera ese tiempo de actividad, y si la saturacion de oxígeno en reposo es mayor de 92%”.

El doctor Videla precisó que “aún no hay evidencia científica de que las caminatas aceleren la recuperación del COVID-19, pero son una práctica saludable que es bueno incorporar, incluso independientemente de haber tenido la infección o no. La caminata ya era aceptada dentro de la rehabilitación para enfermedades respiratorias. Caminata recuperativa es un nombre novedoso”.Se pueden hacer caminatas de 20 minutos a media hora cuando la persona no tiene dificultad respiratoria en reposo, la saturación de oxigeno en reposo es mayor de 92% y si tolera ese tiempo, según el doctor Alejandro Videla (REUTERS/Kacper Pempel/File Photo)Se pueden hacer caminatas de 20 minutos a media hora cuando la persona no tiene dificultad respiratoria en reposo, la saturación de oxigeno en reposo es mayor de 92% y si tolera ese tiempo, según el doctor Alejandro Videla (REUTERS/Kacper Pempel/File Photo)

“La actividad física podría ayudar a recuperar la capacidad respiratoria después del COVID-19 severo. Una técnica eficaz que utiliza la respiracion diafragmática consiste en tomar aire por la nariz, y proyectar el abdomen hacia afuera. Luego, hay que expeler el aire por la boca mientras el abdomen se desplaza hacia adentro. Hay que hacer 10 repeticiones al menos tres veces por día. Este tipo de ejercicio ayuda a fortalecer la musculatura respiratoria”, detalló Mario Boskis, coordinador de los consejos científicos de la Sociedad Argentina de Cardiología, que hace un seguimiento de pacientes con el Post COVID.

Se sabe que “las caminatas por lo menos cuatro veces por semana mejoran los niveles de oxígenación para el organismo, entrenan al sistema cardiovascular, fortalecen la fuerza muscular, y ayudan a controlar el estrés, la ansiedad y la depresión, entre otros beneficios”, enfatizó el doctor Boskis. Cada vez que se camina, se sugiere escuchar al cuerpo y notar si hay fatiga. “El tiempo de la caminata -subrayó- se puede ir aumentando en función de la recuperación del paciente”.

Fuente: https://www.infobae.com/salud/ciencia/2021/07/29/quienes-deberian-practicar-la-caminata-recuperativa-recomendada-a-susana-gimenez-despues-de-padecer-covid-19/