Señales de falta de potasio

La falta de potasio no produce síntomas siempre, pero en ciertos casos algunos signos pueden alertarte. Te enseñamos las 6 señales más comunes.

El potasio es un mineral esencial que el cuerpo utiliza para regular diferentes procesos. Por ejemplo, interviene en la estabilización del ritmo cardíaco, contribuye al equilibrio de líquidos y regula la síntesis de las proteínas. Su deficiencia se conoce como hipocalemia o hipopotasemia. Hoy te enseñamos 6 señales de falta de potasio que puedes usar como indicadores.

A menudo se piensa que una dieta de alimentos con potasio es suficiente para mantener este mineral estable. Aunque en general es así, la diarrea, los vómitos y el uso de ciertos medicamentos (laxantes y diuréticos) pueden desestabilizarlo. Veamos 6 síntomas de la falta de potasio que te pueden alertar.

Síntomas de la falta de potasio

Además de los escenarios planteados, algunas condiciones de salud pueden ocasionar que los niveles de potasio desciendan. Por ejemplo, el síndrome de Cushing, la enfermedad celíaca y la nefropatía. La hipocalemia es relativamente común en pacientes hospitalizados.

Lo primero que tienes que saber es que la hipopotasemia no suele producir síntomas. El mineral no desciende tanto en condiciones normales como para desarrollar signos visibles. Estos solo se manifiestan cuando su caída es muy repentina. Te presentamos, entonces, 6 síntomas de falta de potasio que puedes tener como referencia.

1. Fatiga o debilidad

Este es el síntoma más común de la deficiencia de potasio. Los expertos han encontrado que el potasio puede regular los niveles de glucosa en sangre, de manera que su deficiencia se puede traducir en un aumento repentino de ella. Esto, entre muchas otras cosas, te puede producir fatiga, cansancio, sueño o debilidad.

También se sabe que el mineral regula las contracciones musculares. Un descenso de sus valores puede provocar contracciones más lentas, lo que a su vez generará una sensación de debilidad o falta de fuerzas. A menudo, este síntoma es leve, hasta el punto que lo puedes atribuir a la falta de sueño o al cansancio natural de la jornada.

Cansancio por falta de potasio.
El potasio descendido puede ocasionar cansancio notorio por diferentes vías metabólicas.

2. Espasmos musculares

Como ya apuntamos, el potasio regula las funciones que permiten que tus músculos se contraigan. Hay un consenso entre los investigadores de que los desequilibrios hidroelectrolíticos pueden generar espasmos musculares, lo que explicaría por qué son más comunes en los deportistas que no cuidan su hidratación.

Dada la ausencia del mineral, se pueden desarrollar contracciones musculares involuntarias, las que duran varios segundos e incluso minutos. A menudo se acompañan de dolor y se manifiestan en las extremidades. En casos severos puedes desarrollar parálisis muscular.

3. Alteraciones digestivas

Al igual que sucede con otras deficiencias, los síntomas de la falta de potasio se desarrollan de manera diferente en las personas. Es por esto que utilizamos la etiqueta alteraciones digestivas para agrupar una serie de condiciones que pueden provocar la ausencia del mineral.

Algunas de las afecciones que puedes desarrollar son estreñimiento, espasmos intestinales, hinchazón abdominal, diarrea y, de acuerdo con algunos indicios, parálisis intestinal. Esto último es una consecuencia de la alteración del sistema nervioso y ocurre solo en casos graves.

4. Ritmos cardíacos irregulares

Este síntoma se puede desarrollar ante leves alteraciones si el paciente cumple con dos criterios: padece de alguna condición cardíaca previa o toma algún medicamento que incide de manera directa. Los ritmos cardiacos irregulares, también conocidos como arritmias, son una consecuencia relativamente frecuente de la falta de potasio.

Los investigadores han asociado la deficiencia del mineral con fibrilación auricular e incluso muerte súbita. Por supuesto, se deben dar una serie de conjugaciones para el desarrollo de complicaciones más severas. Por ejemplo, que el paciente haya sido diagnosticado con hipertensión arterial o padezca de obesidad.

5. Entumecimiento y hormigueo en las extremidades

También conocido como parestesia, este síntoma reúne una serie de sensaciones alrededor de los brazos y las piernas. Se produce como consecuencia del deterioro de la función neuronal, producto de la carencia del mineral. La aparición es muy irregular, tanto en su frecuencia como en la intensidad con la que se manifiesta.

Es importante destacar que la falta de potasio no es la única causa de las experiencias de este tipo. Existen decenas de condiciones que pueden generarla, de manera que debes estar alerta si la desarrollas.

6. Cambios en el estado de ánimo

Aunque es menos frecuente que los signos anteriores, también es probable que padezcas cambios en el estado de ánimo. Los expertos han encontrado que una dieta rica en electrolitos puede tener efectos positivos en la salud mental (reduciría la depresión y el estrés).

A su vez, los investigadores han señalado que hasta a un 20 % de los pacientes psiquiátricos se les diagnostica con hipopotasemia. Los niveles bajos de potasio podrían tener un efecto negativo en el control de las emociones.

Depresión por tener potasio bajo.
El estrés y la depresión por carencia de potasio no son fáciles de identificar. Pueden confundirse con otras causas.

La falta de potasio no siempre es clara

Por desgracia, esta condición no se puede diagnosticar con base en sus síntomas. Estos se tienen como referencia para sospechar, pero se confirma a través de exámenes de laboratorio. Un análisis de sangre y de orina pueden determinar si padeces o no hipocalemia.

Luego de su diagnóstico, el tratamiento es prometedor y varía de acuerdo a la gravedad. Por ejemplo, se puede optar por la ingesta de suplementos vía oral, mientras que en casos graves se administran por vía intravenosa.

Fuente: https://muysalud.com/enfermedades/senales-falta-potasio-hipocalemia/