Sobrepeso en menores de 5 años

Sabemos hasta dónde influye la publicidad en los niños, las niñas y los jóvenes? La respuesta puede ser contundente: uno de cada dos chicos y chicas reconoce haber comprado un alimento poco saludable porque lo vio en un aviso en los últimos 3 meses.

Con este dato abre la reciente investigación de UNICEF sobre la vinculación entre la exposición de niños, niñas y adolescentes con el marketing digital de alimentos y bebidas en la Argentina. ¿Por qué se involucra la ONG en este tema? Es que nuestro país ostenta ser el primero de la región con sobrepeso en menores de 5 años: un 13,6% de los niños menores de 5 años tiene exceso de peso y la cifra se extiende al 41,1% en la población de 5 a 17 años.

Según el estudio, «la obesidad creció de manera tan alarmante en América Latina, que hoy es considerada una epidemia. La prevención en la infancia es crucial porque es la etapa en la que se construyen los hábitos que continúan en la edad adulta y cuando los chicos y las chicas son más vulnerables a la influencia de los mensajes del entorno».

El promedio de edad en que los niños y niñas adquieren su primer dispositivo con acceso a Internet en el país es a los 9 años. Por eso, cuando se les pregunta, 8 de cada 10 menores dicen ver publicidades con mucha frecuencia cuando navegan en sus redes sociales preferidas (81% YouTube, 48% Instagram, 47% Tik Tok); y el 28% recuerda haber visto publicidades sobre alimentos y bebidas.

Tal como UNICEF informa, en 7 de cada 10 publicidades se muestra el producto que se quiere vender. En el caso de los productos alimenticios, la mitad es alto en azúcares, y 4 de cada 10 son altos en grasas saturadas y/o grasas totales.La mitad de los productos comestibles que se ven en avisos son altos en azúcares, grasas saturadas y totales.

Ninguno de ellos estaría permitido si se aplicaran los criterios del perfil nutricional de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), por ser altos en algún nutriente crítico, como azúcar, grasas o sal.

Marketing no saludable

Algunas de las técnicas que utilizan estas publicidades para que los chicos y las chicas quieran comprar los productos son: mostrarlos fuera del envase, técnica que busca generar tentación; asociar la palabra diversión a la palabra sabor; utilizar jingles pegadizos; contratar a celebridades con bastante exposición vinculadas al mundo del deporte y la música para promocionarlos, y/o crear personajes de ficción que refieran a la marca.

A su vez, se observó que las firmas eligen los canales de los influencers relevantes para chicos y chicas para promocionar golosinas y dulces (40%), y galletitas y tortas (16%). En más de la mitad de las apariciones (56%) se consume el producto dentro del hogar logrando una sensación de cercanía e identificación con su audiencia. Además, en el 45% de las apariciones de alimentos se expresa una valoración positiva del producto.

El estudio «pone en evidencia la necesidad de avanzar en el diseño de sistemas y políticas que regulen la comunicación de alimentos y bebidas no saludables en medios digitales, que, dadas las características dinámicas de las plataformas, requieren un trabajo en estrecha cooperación».La ley de etiquetado frontal ya tiene media sanción en el Senado.

«Es importante contar con una política pública clara que promueva alimentación y entornos saludables para los niños, niñas y adolescentes. Y que también los proteja de los estímulos externos que pueda influenciarlos. La obesidad afecta a todos los niveles socioeconómicos, aunque las consecuencias son más graves en personas de mayor vulnerabilidad socioeconómica», continúa el informe.

En este sentido, varios aspectos de la regulación de la publicidad, promoción y patrocinio de alimentos y bebidas no saludables de alimentos y bebidas dirigidas a niños y niñas están contenidos en el proyecto de ley sobre Promoción de una alimentación saludable, que establece además el etiquetado frontal de alimentos para advertir sobre el exceso de azúcar, sal y grasas en los productos procesados y ultraprocesados.

La norma tiene media sanción del Senado (esto se obtuvo en octubre, con 64 votos a favor) y está a la espera de ser tratada en la Cámara de Diputados.

Fuente: https://www.iprofesional.com/actualidad/338972-preocupante-asi-es-el-drama-de-la-obesidad-infantil-en-argentina