¿Apretás los dientes?

El paradigma está cambiando respecto al manejo del bruxismo. Un especialista afirma que no produce dolor y que hasta puede ser beneficioso.

Que está asociado al estrés, que es una enfermedad, que genera dolor, que produce desgaste dental, que es perjudicial, que se trata con una placa de descanso. Todas las cuestiones que aprendimos sobre el bruxismo no serían correctas.

Así lo entiende Daniel Paesani, miembro de la Asociación Odontológica Argentina, especialista en desórdenes temporomandibulares, bruxismo y dolor facial, autor del libro “Bruxismo, teoría y práctica”.

Sabe de lo que habla: según cuenta tiene 70 años, hace 40 que se especializa en esta rama, y hace 20 que diariamente atiende pacientes que usan placa.Cuánto más dolor presenta la persona, menos bruxismo tiene según el especialista. Foto Shutterstock.

Cuánto más dolor presenta la persona, menos bruxismo tiene según el especialista. Foto Shutterstock.

Además, pertenece a un grupo de veinte científicos internacionales que estudian las causas que determinan el bruxismo: Standardized Tool for the Assessment of Bruxism (Herramientas estandarizada para la evaluación del bruxismo; STAB, por sus siglas en inglés).

“En este momento hay un cambio de paradigma respecto al bruxismo. Recién en los últimos años la ciencia se ha puesto a investigar sobre este tema seriamente, con todas las exigencias del método científico”, anuncia.

Dos tipos de bruxismo

Antes que nada, Paesani indica que si bien se consideraba que existía un solo tipo de bruxismo, hoy se sabe que son dos: el del sueño, padecido por el 8% de la población general, y el de la vigilia. En el primer caso, la persona aprieta o rechina los dientes mientras duerme, y en el segundo, lo hace durante el día, sin darse cuenta.

“El bruxismo del sueño consiste en una actividad que está por lo general originada a partir del sistema nervioso central, pero aún no termina de estar claro el origen. Está relacionada con períodos de sueño superficial, y los episodios se repiten varias veces en la noche y suelen durar entre siete y ocho segundos. En ocho horas de sueño se da en un promedio de 8 minutos”, explica.

En tanto, esto indica sobre bruxismo de la vigilia: “Se realiza cuando la persona está consciente pero es un acto inconsciente, quien lo está haciendo no lo registra, por ahí se da cuenta de repente de que está con los dientes apretados, pero no sabe hace cuánto tiempo está así. Un tercio de la población de bruxómanos hacen las dos actividades: durante el sueño y la vigilia”, detalla.El odontólogo Daniel Paesani sostiene que en el campo del estudio del bruxismo se vive un cambio de paradigma. Foto gentileza.

El odontólogo Daniel Paesani sostiene que en el campo del estudio del bruxismo se vive un cambio de paradigma. Foto gentileza.

“Del bruxismo del sueño se sabe mucho -prosigue- pero del de la vigilia no, porque es difícil estudiarlo, ahora también se está estudiando y esto es bastante nuevo, que la persona puede estar con la mandíbula apretada, pero los dientes no están en contacto, sino que hay una actividad de contracción muscular sin que los dientes toquen. Esto ocurre aproximadamente en un 30% de la población”, precisa.

¿Es el estrés la causa?

Aunque no exento de controversia y contradicciones, “por lo general en el mundo hoy se acepta que el bruxismo de la vigilia tiene relación con el estrés. No así el bruxismo del sueño”, introduce.

Y detalla que las causas del bruxismo del sueño no se conocen, ya que son de difícil estudio: “Se produce a partir del sistema nervioso central, es un desbalance entre lo que se llama el sistema nervioso simpático y el parasimpático, hay un aumento del primero y una disminución del segundo”.

¿Cómo se trata?

Como respecto a otros puntos, Paesani es enfático: “El bruxismo no se trata, porque no es una enfermedad”, sostiene. El término correcto sería “manejo”.

“El bruxismo no es una enfermedad y ni siquiera es un hábito: está considerado un comportamiento. Muchísima gente hace bruxismo y no padece consecuencias. Vos no podés decir que estás enfermo de algo que no te produce nada”, plantea.

A mayor bruxismo ¿menor dolor?

Este es uno de los puntos más polémicos. Mucha gente llega a la consulta del odontólogo, y luego de relatar sus padecimientos se le indica que la causa es el bruxismo. Pero Paesani aduce que el bruxismo no genera dolor en la gran mayoría de los casos.

“Uno de los problemas es que el bruxismo durante años se diagnosticó preguntándole al paciente si hacía bruxismo o no, y como la persona se levanta a la mañana con dolor, dice ´si, yo bruxo´, pero cuando uno le pregunta si quien duerme al lado escuchó algo dice que no”, describe.

Y aclara: “Esto en realidad se estudia con la polisomnografía que es un estudio del sueño donde se mide cuantitativa y cualitativamente cuántos episodios de bruxismo desarrolla una persona en una noche y eso se compara con la presencia de dolor al despertar matutino”.

“¿Qué se encontró en los estudios? -se pregunta- Hay muchísimos y todos coinciden en lo mismo: cuanto mayor dolor tiene el paciente al despertarse, menor bruxismo desarrolló. Hay una relación inversa entre el dolor y el bruxismo. Y esto generó un cambio terrible en el paradigma”, reflexiona.

El profesional explica por qué, aunque suene extraño, sería lógica pensar que la práctica de apretar los dientes no genere molestias.Los músculos de la mandíbula que se contraen se fortalecen, como ocurre cuando la persona va al gimnasio. Foto Shutterstock.

Los músculos de la mandíbula que se contraen se fortalecen, como ocurre cuando la persona va al gimnasio. Foto Shutterstock.

“El bruxismo es lo mismo que ir al gimnasio y levantar pesas, o hacer un ejercicio en una máquina de actividad isométrica, con un agravante: se realiza todas las noches y al gimnasio uno va dos o tres veces por semana, o sea que vos tenés repetibilidad de una actividad en donde el músculo se acostumbra, se hipertrofia, aumenta de tamaño, pero te da resistencia al dolor”, argumenta.

¿Por qué entonces muchas personas tienen dolor?

“El dolor viene de la mano, por lo general, de deficiencias estructurales de la mandíbula, problemas de artrosis, de estiramiento o pellizcamiento de ligamento de la articulación, por la salida del menisco interarticular producto del estiramiento de los ligamentos que produce alteraciones internas; es decir, la articulación temporomandibular suele ser la causa que genera el dolor», aduce.

Y agrega: “Si se estudian 100 pacientes que tienen dolor al despertarse y se les hace una resonancia magnética, se va a encontrar que en el 80% de los casos hay daño estructural de la articulación. El bruxismo por sí mismo no produce dolor, es una actividad similar a la que se genera en un gimnasio donde uno hace musculación<. no duele, fortalece los músculos”, insiste.

El bruxismo no desgasta las muelas

Otro de los puntos más difundidos es que el bruxismo genera desgaste en los dientes, síntoma que muchos profesionales toman como indicio para diagnosticarlo.

“Hoy se sabe que la dureza del diente es tal, que una persona debería estar tres vidas apretando los dientes para lograr gastarlos”, declara.

¿Cómo se explica entonces que efectivamente muchas muelas estén “gastadas”?

“Hoy se sabe que cuando eso ocurre hay un cómplice. Puede haber bruxismo, no lo niego, pero lo más importante hoy día en desgaste dentario es el factor químico, que puede ser por dos orígenes, primero, por la dieta que es muy ácida, se toma mucha gaseosa y otras sustancias que tienen una acidez muy alta, estos ácidos tienen la capacidad de ablandar al diente de una manera indescriptible”, detalla.

En esos casos, no hace falta que el paciente frote los dientes.

La propia lengua puede gastar a un diente blando: el solo contacto de un tejido blando con un esmalte que acaba de estar sometido a, por ejemplo, altos consumos de gaseosa que son bebidas carbonatadas que producen una descalcificación del esmalte; hace que lo barra y lo saque. Si sumamos estas sustancias cotidianamente, el diente se se va gastando”, señala.El desgaste en los dientes suele producirse por sustancias ácidas como las gaseosas. Foto Shutterstock.

El desgaste en los dientes suele producirse por sustancias ácidas como las gaseosas. Foto Shutterstock.

Entonces ¿se descarta que el desgaste dental sea un signo de bruxismo?

“Exacto, puede haber bruxismo pero suele haber un compromiso de la dieta o de lo que se llama el reflujo gastroesofágico, que el paciente tiene episodios de reflujo del ácido del estómago, y esto no necesariamente tiene que ser un líquido porque a veces es el propio vapor de ácido el que hace que el diente pierda totalmente su dureza”, esgrime.

“Si el paciente encima de esto es bruxómano -continúa-, genera mayor desgaste que lo que habitualmente un diente se puede llegar a gastar, pero no tanto por la acción del bruxismo sino porque un ácido ablandó a ese diente”, detalla.

¿Soluciona la placa el problema?

Si tanto el dolor como el desgaste dentario no son signos de bruxismo, ¿está el bruxismo sobrediagnosticado? “Efectivamente”, sentencia Paesani.

El odontólogo indica que usan placa de descanso el triple de personas que las que realmente la necesitarían. “Por supuesto que los problemas que generan dolor durante el dormir son por lo general alteraciones anatómicas de la articulación de la mandíbula. Hoy se sabe que la placa que se coloca por bruxismo y que produce disminución del dolor no es porque se actuó sobre el bruxismo”, indica.

“Se trata el dolor pero no el bruxismo -continúa-, porque ese dolor no proviene del bruxismo, el paciente mejora luego de ser tratado, pero sigue teniendo el mismo bruxismo que tenía porque el bruxismo no tiene tratamiento, tiene manejo, vos lo que podés hacer es amortiguar para que el diente reciba menos carga”, dice en referencia a la famosa placa de descanso.En pacientes con apnea del sueño el bruxismo puede ser beneficioso. Foto Shutterstock.

En pacientes con apnea del sueño el bruxismo puede ser beneficioso. Foto Shutterstock.

Y añade: “Yo no estoy negando que la potencia de apretamiento dentario que se realiza durante el dormir no rompa dientes, esto es real, rompe y se aflojan dientes, pero eso no se cura con una placa, se amortigua. Entonces la placa es un fusible, es un intermediario que se coloca entre los dientes para que se gaste la placa y no se reciba tanta carga a nivel del diente”, detalla.

¿Puede el bruxismo ser bueno para algunas personas?

“El nivel de bruxismo en la población es del 8%, pero en personas que tienen apnea del sueño, que durante el dormir se ahogan, es del el 36%, porque cuando el paciente empieza a bruxar abre la vía respiratoria, activa los músculos que están por debajo de la mandíbula y el paciente recibe como una bocanada de aire”, explica.

«Por lo tanto hoy se considera que el bruxismo en algunas personas tiene un efecto beneficioso«, dice.»

“En algunos pacientes con actividad de reflujo gastroesofágico hoy se considera que el bruxismo ayuda a que se lubrique la boca con saliva y a disminuir el potencial ácido que produce la destrucción no solamente de los dientes, porque el ácido quema todo el epitelio del esófago y es un productor de cáncer de esófago«, sostiene.

¿De ser considerado la fuente de todos los males, a un hábito que incluso puede presentar ventajas? Paesani sabe que sus palabras generan polémica. “Hoy está en duda si el bruxismo es un problema, una enfermedad o un beneficio”, cierra, para perplejidad de muchos.

Fuente: https://www.clarin.com/buena-vida/-apretas-dientes-placa-descanso-solucion-definitiva-bruxismo_0_TRtbHaZdQS.html